Última Hora

El precio de los combustibles aumentaría a partir de febrero. La medida responde al alza en los precios internacionales.

Recope presentó este viernes 8 de enero la solicitud de ajuste en el precio de las gasolinas ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

De aprobarse, los nuevos precios para el consumidor final pasarían, en el caso del litro de la gasolina Súper, de 583 a 605: un aumento de 22. El litro de gasolina Plus 91 de 562 a 589, subiendo así 27.

Por su parte, el litro de diésel pasaría de 483 a 503 el litro, 20 más.

De acuerdo con la metodología de precios vigente, establecida por Aresep, el segundo viernes de cada mes se debe hacer el cálculo de variación de los precios que regirán en el siguiente mes.

El precio internacional, el cual incide posteriormente en los precios que aplican los países en sus mercados locales, es impactado siempre por factores que van desde los problemas operativos, la capacidad que tienen las refinerías del mundo, las tecnologías de extracción de materias primas como el petróleo, hasta conflictos políticos y militares o catástrofes atmosféricas en las zonas productoras.

En esta ocasión hubo factores que daban señales mixtas sobre lo que sucedería, pero que al final incidieron en un alza en los precios: nuevos brotes del COVID-19 en países de la Unión Europea,  la aprobación de la vacuna de Oxford-AstraZeneca y Pfizer-BionTech, el inicio de la vacunación en Europa y Estados Unidos, así como los resultados en las elecciones presidenciales estadounidenses.