Última Hora

Tres meses después de la llegada del COVID-19 a Costa Rica, quedan seis cantones sin la presencia del nuevo coronavirus: Acosta, Dota, León Cortés, Río Cuarto, Buenos Aires y Parrita.

Este panorama contrasta con el de otros cantones como San Carlos (157 casos activos), San Ramón (110 casos activos) y otros sectores de la Zona Norte que están en alerta naranja por el incremento de infectados.

Pero, ¿a qué se debe esta diferencia entre cantones?, ¿hay algún factor que podría influir? 

El doctor Marco Vinicio Boza, salubrista y miembro del Centro de Coordinación Operativa para el Coronavirus de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) conversó con Teletica.com sobre este tema.

"Hay varios cantones en el país que todavía no tienen coronavirus hasta el momento, hay unos que tienen muchísimo y son los cantones naranja y otros que tienen cantidades variables que son los amarillos, pero también dentro de Costa Rica hay algunos cantones donde no ha llegado la enfermedad", señaló el doctor.

"Esto lo explicamos con densidad poblacional, son cantones donde hay parques nacionales, zonas verdes extensas o zonas donde no hay tantos asentamientos o casos de habitación, o si las hay están distanciadas hay poca migración de las poblaciones y disminuye muchísimo la probabilidad de contagio", explicó.

Boza recalcó que es de suma importancia seguir siempre las medidas del Ministerio de Salud, a pesar de que en su cantón no se registren casos. 

"Si por confiados bajamos la guardia, dejamos de cuidarnos y de proteger a los demás, todo lo contrario, puede suceder, puede ser que un cantón que no tenía COVID-19, de un momento a otro sea un cantón con alerta amarilla y que progrese hacia alerta naranja y Dios no lo quiera algo peor que eso", agregó.

Según el especialista, un cantón puede pasar de tener cero diagnósticos positivos a tener 100 o más, por eso los vecinos no se deben confiar.

"El cuidado de las personas y de las comunidades es fundamental, esta es una responsabilidad de todos, si ves que en tu cantón no hay enfermedad, no te confíes y más bien asegúrate de conversar de forma apropiada, con distanciamiento social y con las medidas de higiene correctas con tus vecinos, amigos y familia para proteger el cantón y mantenerlo como está: libre de COVID-19", finalizó el doctor.