Última Hora

Al tratarse de una pandemia y un virus nuevo para la medicina mundial las autoridades no tienen una fecha o un tiempo determinado para saber por cuánto más se mantendrá así la situación.

Daniel Salas, ministro de Salud, confirmó que lo que sí se sabe es que hay riesgo de que haya réplicas de olas pandémicas y que, a pesar de que en Costa Rica se han hecho las cosas bien, este riesgo continúa latente.

“Primero tenemos que entrar en un modo de vivir en medio de una pandemia, que provoca una mortalidad importante en las personas más susceptibles”, indicó Salas.

“Luego tendremos que hacer una adaptación de la sociedad para poder tener algunas válvulas donde podemos ir soltando o ajustando algún tipo actividad dependiendo del riesgo que represente”, añadió.

Esto además está basado en evidencias que pueden ir surgiendo con el tiempo, como las pruebas de desarrollo de anticuerpos en las personas en diferentes sectores, ámbitos o incluso a nivel poblacional.

El COVID-19 o coronavirus tiene una particularidad, y es que un porcentaje cercano al 50% de personas contagiadas no desarrollan síntomas o los desarrollan muy levemente. Eso hace que se pueda extender por más tiempo.

Además, conforme pasa el tiempo las personas que estuvieron expuestas al virus desarrollan una capacidad de defenderse a este bajo el sistema inmunológico natural.

Todo eso recordando que es fundamental no dejar las medidas de higiene y protocolos de salud de lado.

“Ese modo pandemia lo que amerita es que entremos en una filosofía de trabajo de abordaje de la sociedad diferente, que tiene que seguir protocolos específicos para proteger a la población”, comentó el ministro.

Por su parte, el gerente Médico de la Caja Costarricense de Seguro Social, Mario Ruiz, estuvo de acuerdo con Salas al decir que como sociedad tenemos que aprender a vivir con esta enfermedad.

“Vamos a tener probablemente que abrir poco a poco, cerrar poco a poco, medir la cantidad de personas que se están contagiando, proteger a los adultos mayores y personas de riesgo como si fueran oro. Eso nos va a permitir poco a poco ir retomando las actividades como sociedad”, concluyó Ruiz.