Última Hora

El oficial de la Policía de Tránsito, Glen Rodríguez, denunció a través de sus redes sociales que un oficial de la Policía Municipal de Moravia, cuyo nombre no detalló, agredió a un detenido sin ningún motivo justificable.

De acuerdo con Rodríguez, Fuerza Pública, la Policía de Tránsito y la Policía Municipal de Moravia estaban haciendo un operativo en conjunto. Uno de los oficiales le solicitó a él que hiciera una prueba de alcohol a un conductor, la cual dio positivo. Esto implicó que le detuvieran y esperaran media hora para realizar la segunda prueba.

Fue en ese momento, de acuerdo con Rodríguez, que un oficial de la Policía Municipal se bajó del vehículo y se acercó a donde el detenido para gritarle. Posteriormente, el oficial habría lastimado físicamente  al conductor, al subirle las manos la altura del cuello, mientas estaba esposado.


"(...) yo lo paré y le puse mi mano en el hombro al oficial como para pararlo y él mismo me quitó la mano con un movimiento agresivo, como que si yo le estuviera pegando o como si mi actitud hubiera sido hostil. Le dije que tranquilo, que no hacía falta que lastimara al detenido, que él estaba tranquilo y colaborador y que no hacía falta que lo agrediera.  A lo que el oficial, prepotentemente, me dijo: yo no lo estoy pegando, así traslado a todos mis detenidos".

Rodríguez afirmó en su publicación que serviría de testigo si el detenido decide denunciar, pues se trata de una conducta injusta con la que él no comulga.

Investigación

El jefe de la Policía Municipal de Moravia, Mario Ortega, indicó que harán una investigación exhaustiva para obtener detalles sobre los hechos.

A partir de los resultados, afirmó, se tomarán las medidas correspondientes.

“Desde la Policía Municipal no vamos a permitir ni se permitirá ningún hecho que vaya en contra de los principios, de la moral, y del profesionalismo de la Policía Municipal”, enfatizó Ortega.