Última Hora

El Poder Judicial reforzó las medidas sanitarias en sus distintos despachos judiciales ante el incremento de público.​

La directriz aplicada este lunes abarca asegurar el uso de los lavatorios externos, instalados en las afueras de los edificios, para las personas que ingresan.

Asimismo, se tendrá un estricto control en el distanciamiento de 1.8 metros entre cada usuario o usuaria.

Los despachos judiciales de todo el país mantienen una cantidad limitada de personal del 50%, en cumplimiento de las directrices institucionales y del Ministerio de Salud. Esta medida se toma en resguardo de la seguridad de las personas ante el COVID-19.

“Los despachos que atienen pensiones alimentarias presentaron mayor afluencia de personas usuarias este lunes, por gestiones relacionas con apremios corporales, solicitudes de rebajo de montos o suspensión de dicho pago, ante la situación que vive el país.  Esto obligó a ordenar constantemente las filas internas y externas de las usuarias y usuarios.  Abogamos por la comprensión, pues hay medidas sanitarias que debemos cumplir por el bien común”, explicó Ana Eugenia Romero, directora ejecutiva del Poder Judicial.

En algunos edificios como en los Tribunales de Alajuela, fue necesario cerrar el edificio, para evitar el aglutinamiento de las personas, donde el factor climático hizo que se irrespetaran las medidas de distanciamiento.

“Las medidas de seguridad se reforzaron y restablecimos el orden en el corto tiempo, para garantizar la seguridad en los servicios judiciales. Como medidas correctivas en cada despacho se organizarán las filas bajo los lineamientos de distanciamiento correspondientes, de esta forma las personas usuarias no esperarán a ser atendidas en las afueras bajo la lluvia o el sol”, agregó Romero. 

También se coordinó con el Centro de Apoyo, Coordinación y Seguimiento de la Gestión Jurisdiccional, para reforzar el personal en los despachos de mayor demanda, procurando el cumplimiento del 50% del personal en oficinas, dispuesto por las autoridades de Salud.

Se amplió la demarcación en las áreas que registraron largas filas, incluso esta labor abarcó las afueras de los edificios judiciales.

“Esta situación es coyuntural, por el regreso de un largo período de cierre, pero en ningún momento será justificación para bajar la guardia en cuanto a las medidas adoptadas las cuales prevalecerán, se monitorearán en forma diaria y se intensificarán de ser necesario”, finalizó la directora ejecutiva.