Última Hora

La Comisión Nacional de Emergencias informó esta tarde que, a partir del miércoles, once cantones bajarán a alerta amarilla por COVID-19, mientras que otros seis suben a naranja.

Los cantones de San José, Alajuelita, Mora, Goicoechea, Naranjo, Sarchí, Oreamuno, Heredia, Santa Cruz, Parrita y Quepos pasarán de alerta naranja a alerta amarilla como resultado de la disminución del riesgo y de la caída en el número de nuevos contagios durante octubre y los primeros días de noviembre.

Esta situación, según confirmó la CNE, se mantendrá por al menos 15 días, cuando se emita una nueva actualización.

Entre los casos que bajaron su nivel de riesgo destacan Alajuelita y San José, los cuales se mantuvieron en alerta naranja por 23 y 19 semanas, respectivamente.

“Ambos presentan una tendencia a la baja en el número de contagios, San José ha logrado disminuir los casos de más de 900 contagios semanales a menos de 600 en el último registro. Situación similar sucede en Alajuelita, que en el mismo plazo pasó de 270 a 150 registros semanales mientras que Goicoechea disminuyó de 250 a 120”, dijeron las autoridades.

Actualmente, la provincia de Cartago ya no cuenta con cantones en alerta naranja y, en el caso de San José, solamente el cantón de Santa Ana se encuentra en esta categoría.

En el otro extremo, seis nuevos cantones suben a alerta naranja.

Se trata de Guatuso, Orotina, Poás, Sarapiquí, Abangares y Esparza, todos por presentar una tendencia al aumento de nuevos positivos en las últimas tres semanas epidemiológicas.

El ingreso de estos seis casos a esta condición hace que la suma de cantones fuera de la Gran Área Metropolitana en alerta naranja sea de 15, un 83% del total en esta condición de riesgo. Actualmente Santa Ana, Alajuela y Flores son los únicos cantones naranja en la GAM.

En total, 18 cantones permanecen en alerta naranja, mientras que 64 cuentan con alerta amarilla.