Última Hora

Los oficiales que vigilan las fronteras realizan largos y riesgosos recorridos para evitar el ingreso de extranjeros irregulares al país.

Uno de los tantos recorridos que a diario realizan los oficiales que vigilan las fronteras se da por el río Boca San Carlos, desde Coopevega hasta Boca San Carlos.

Para llegar a ciertos puntos fronterizos, que son por donde más intentan ingresar los extranjeros de forma irregular, deben recorrer kilómetros en vehículo y más de 6 horas caminando.

Durante los recorridos los oficiales deben de lidiar con las condiciones del clima y hasta con animales silvestres.

Los cuerpos policiales que están en las fronteras cuentan con una ambulancia de la Fuerza Pública, esta tiene técnicos en emergencias médicas y paramédicos.

Y es que la labor en las fronteras del país se ha intensificado en las últimas horas, pues son miles los extranjeros de han intentado ingresar al país de forma ilegal desde el pasado 18 de marzo que se dio el cierre de fronteras para evitar la expansión del COVID-19.

Según Migración, desde que se interpuso esta medida y al día de hoy han ubicado 6360 extranjeros que intentan entrar al país. La mayoría de estos de nacionalidad nicaragüense.

Además de Policía de Fronteras, la labor de vigilancia la realizan oficiales de la Fuerza Pública y poco más de 600 agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que se dispusieron para estos operativos.