Última Hora

Con palas, rastrillos, escobas y sobre todo con muchas ganas estas personas comenzaron esta gran tarea.

La maleza, suciedad y basura se habían apoderado de esta ciclovía que después de algunas horas mostro otra cara.

Es una obra de responsabilidad social impulsada por la clínica León de Judá del Roble de Puntarenas.

Los odontólogos Steward miranda, su padre Raúl Miranda y Pamela Loria se encargaron de hacer realidad ese deseo de ver aseada esta zona porteña.

Fueron casi 700 metros de ciclovía que quedó totalmente limpia.

Iniciaron desde el centro penal ubicado en esa comunidad y culminaron en las cercanías del puente Tres Vías.

La iniciativa fue tan buena que en los próximos días continuarán limpiando otros sectores del Roble de Puntarenas.

Es importante resaltar que todos los trabajos se hicieron respetando los lineamientos emitidos por el Ministerio de Salud.

Hubo protección, distanciamiento y únicamente laboraron 3 personas.

Sin duda estos odontólogos demostraron tener mucha identificación por su comunidad y les interesa verla siempre limpia y bonita.