Última Hora

Una pequeña de 7 años sufrió graves quemaduras mientras jugaba con un encendedor sola en su casa.

Los hechos ocurrieron en Purral de Guadalupe la mañana de este viernes 300 metros al norte de la iglesia, la niña sin identificar salió pegando gritos a la acera para que alguien la ayudara.

Por suerte en ese momento pasó una patrulla de la Fuerza Pública quien llamó de inmediato a la Cruz Roja para que pudieran socorrerla.

La menor sufrió quemaduras en al menos un 10% de su cuerpo.

En la acera solo quedó rastro del vestidito que andaba y el encendedor que ella misma lanzó cuando pedía ayuda.

Fue hasta 15 minutos después de que llegó la ambulancia que la abuela materna apareció en el lugar. 

La menor fue trasladada al Hospital de Niños donde la atienden en la unidad de quemados.