Última Hora

Los cuestionamientos sobre la clasificación de alertas sanitarias en los cantones del país son cada vez más fuertes.

Para la Unión Nacional de Gobiernos Locales las decisiones del gobierno parecen improvisadas.

Varios alcaldes sumaron sus voces y piden mayor claridad en los parámetros que siguen las autoridades para determinar las zonas con alerta naranja.

Recientemente la Comisión Nacional de Emergencias dio marcha atrás con la asignación de alerta naranja para Garabito y El Guarco.

La medida se adoptó luego de que el alcalde de Garabito amenazara con tomar medidas de presión.

Por su parte, la Federación de Alcaldes de Occidente pide al gobierno aplicar las medidas por distritos y no por cantones.

Los gobiernos locales esperan ser tomados en cuenta en el diseño de las medidas sanitarias para garantizar la reactivación económica en sus cantones.

El ministro de Salud, Daniel Salas, aseguró que las decisiones que toman se basan en el comportamiento del virus.

El cierre de negocios en los cantones con alerta naranja se mantiene hasta el próximo 31 de julio.