Randall Jiménez Alvarado y Carol Blanco Villalobos con 15 semanas de embarazo, llegaron a Perú el 18 de febrero y su regreso era el 27 de marzo, representan a una organización dedicada al rescate de valores en jóvenes y familia.

A raíz del cierre de fronteras en ese país, el 15 de marzo intentaron salir de Iquitos, pero las aerolíneas cerraron operaciones.

Se les imposibilito trasladarse a Lima y por eso no pudieron viajar este jueves con otros 93 costarricenses.

Aunque se encuentran en casa de un amigo, las condiciones no son buenas y ya tienen problemas de alimentación y cuidado médico por el embarazo.

Según relaciones exteriores, ya se encuentran en suelo nacional 792 costarricenses repatriados, faltan por regresar 409 que se han contactado con ese ministerio al 30 de marzo.

Esta tarde estarán llegando 120 costarricenses más provenientes de México.