Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizó una serie de exámenes o pericias forenses en las últimas dos semanas para cerrar la fase de investigación de este caso.

Entre ellos figuró el análisis de la sangre encontrada en el Ford Mustang investigado en el mortal atropello de los ciclistas.

Los peritos analizaron la transferencia del fluido corporal, así como de elementos pilosos, es decir posibles cabellos de las víctimas, restos de pintura de las bicicletas y pedazos de ropa.

Otra prueba considera clave para la investigación, es un vídeo de una cámara de seguridad que captó el momento del accidente.

En dichas imágenes que la fiscalía reserva con cautela, al parecer se aprecia cómo son arrollados los deportistas.

Con ayuda de la sección de imagen y sonido forense, los investigadores tratan de determinar la velocidad a la que iba el carro, pues el OIJ considera que era superior a los 100 kilómetros por hora.

El lunes anterior los judiciales terminaron la inspección del Mustang. Los judiciales esperan el resultado de las pericias físicas en cuanto a la comparación con las ropas y el carro y otras pruebas.

Sobre la versión de la quinta ciclista de que habría visto un carro blanco, al parecer se trató de una confusión ya que la mujer se agachó segundos antes para sacar una botella de agua y en ese momento escuchó el golpe.

Las víctimas mortales fueron Mario Enrique Retana Pérez, Pablo Enrique Alcocer Alcocer y Lenin Manrique Ortiz Quesada.

Lucía del Carmen Mata Durán quien resultó gravantemente herida, lucha por recuperarse en el Hospital Calderón Guardia.