Monteverde es uno de los paraísos turísticos de montaña de nuestro país más importante, sus bosques y la paz que transmite lo hace uno de los preferidos de ticos y extranjeros.

El cierre de fronteras provocó decenas de despidos y la preocupación de sus habitantes.

Pero ellos en vez de lamentarse decidieron unirse todavía más para entre todos salir adelante, confiando en que esta situación pronto pasará.

Para ello conformaron la "Comisión de enlace para Monteverde" integrada por representantes de instituciones públicas y privadas.

Ellos levantaron una lista de las personas que están desempleadas, promueven la compra de víveres y facilitan plataformas digitales para dar clases a los menores y ofrecer recreación para las familias.

A 448 personas les suspendieron el contrato, a 405 los despidieron, 214 son trabajadores independientes, sus ingresos han sido afectados y a 179 les redujeron sus jornadas.

Estos datos se obtuvieron tras un estudio realizado por la subcomisión de estadística y censos de la comisión de enlace de Monteverde.

A 50 familias afectadas ya se les compró un diario y planean hacerlo con 300 más.

Trabajan de mano con la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) para que esto pueda ser posible.