Última Hora

El ministro de Salud, Daniel Salas, "entiende la frustración" de quienes claman por la reapertura económica y se quejan de las alertas naranjas.

“Entiendo la frustración, pero hay 241 personas hospitalizadas, cuando la semana pasada teníamos si acaso 100, hay 44 en UCI cuando antes teníamos 15 y ocho fallecidos por día. Y aun así hay gente que clama por la reapertura a la fase 3 y que están molestos con las alertas naranjas”, comentó Salas este domingo en conferencia de prensa.

El jerarca indicó que él entiende que hay una imposibilidad de seguir laborando para algunas personas. “Nos duele mucho el hecho de que haya negocios que no puedan reanudar sus actividades de forma usual”.

Sin embargo, no quiere que esa actividad económica vaya a impulsar las cifras de COVID-19 a una cantidad de fallecidos que ya no se cuentan por menos de 10 si no por decenas.