Última Hora

El Ministerio de Justicia y Paz arrancó este lunes con el sistema de vigilancia electrónica.

Ocho privados de libertad que gozan del beneficio de arresto domiciliario cuentan con el dispositivo en el tobillo.

A tres de ellos se les colocó este lunes, y cinco lo utilizan desde la semana anterior.

16 policías y siete funcionarios técnicos serán los encargados de dar seguimiento a las personas.

Las ocho personas que usan los dispositivos descuentan una pena no superior a los seis años de prisión por delitos no violentos.

El Ministerio de Justicia tiene programado invertir 860 millones de colones en 270 dispositivos.