Última Hora

Unos 300 nicaragüenses que no han podido ingresar a su país de origen tendrán que costear, con sus propios recursos económicos, la prueba diagnóstica de COVID-19.

Así lo informó la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica.

"La Caja Costarricense de Seguro social y el Ministerio de Salud no aplicarán estas pruebas con el fin de presentar el requisito para salir del país", indica la información suministrada por Migración ante la consulta de este medio.

Dedido a esto, los nicaragüenses deseosos de ingresar a su territorio deberán realizarse el examen en una clínica o laboratorio privado.

El Gobierno de Nicaragua rechazó el ingreso de estas personas hasta que comprueben, con resultados negativos, que se encuentran libres de la enfermedad.

Ante la desesperación, muchos han optado por hacerse paso de manera ilegal, por medio de trillos en la extensa frontera.

Este jueves se contabilizaron alrededor de 200 personas en la línea fronteriza, porque las autoridades nicaragüenses han recibido a un grupo de personas vulnerables, entre mujeres y niños durante los últimos días.

Por otra parte, diversos defensores de los derechos humanos han criticado y cuestionado la posición del Gobierno de Daniel Ortega.

Empresa privada y ONGs facilitarán pruebas

Horas después de comunicar que cada persona tendría que pagar por su prueba, se dio a conocer que la empresa privada y varias Organizaciones No Gubernamentales se unieron para facilitarlas.

El Hospital Clínica Bíblica, de manera solidaria, se trasladará al puesto fronterizo para la toma de las muestras requeridas, así lo comunicó Raquel Vargas, directora de Migración.

El proceso iniciará este viernes 31 de julio y los resultados estarían dentro de 48 horas. De esta manera, las personas migrantes estarían en regla para ingresar a su país.

“Agradecemos al Centro de Derechos Laborales y Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano, por la búsqueda de recursos por parte de cooperación internacional y el apoyo solidario del Hospital Clínica Bíblica por este esfuerzo y participación. Confiamos que pronto estas personas podrán ingresar a su país, disminuyendo el riesgo de contagio para quienes han estado en frontera”, agregó Vargas.