Última Hora

Las más de 300 víctimas de una estafa que ronda los 46 millones de dólares siguen sin encontrar justicia tras casi 17 años.

El abogado que los representa asegura que existe peligro de fuga del principal sospechoso identificado como Luis Milanés.

Desde el 2002 decenas de inversiones depositaron miles de dólares en cuentas de una empresas perteneciente a Luis Ángel Milanés Tamayo, un hombre de negocios de origen cubano, quien llegó a Costa Rica en 1998.

Diecisiete años después y tras múltiples diligencias judiciales, sentencias y apelaciones 365 afectados siguen sin recuperar un solo dólar.

Milanés era muy hábil para los negocios y esa misma astucia la trasladó para lograr evadir la acción de la justicia, pues en el año 2002, luego de cerrar la empresa, huyó del país y fue detenido en El Salvador en junio del 2008.

Después de eso hubo dos juicios, apelaciones y una sentencia de 15 años de cárcel que fue impugnada.

Mientras sigue la disputa judicial, el paradero de Luis Ángel Milanés es un misterio.

Según la Dirección de Migración y Extranjería cuenta con tres pasaportes, pero no hay registro claro de entradas y salidas del país.

Para el abogado de las víctimas existe un peligro de fuga evidente.

Por medio de un correo se informó que la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos informó que la causa seguida contra Milanés Tamayo, por estafa mayor se encuentra en etapa de impugnación. 

Por otra parte, la Fiscalía Adjunta de Fraudes informó que en contra del señor Milanés Tamayo hay una causa en investigación por el presunto delito de administración fraudulenta.

Por ninguno de los dos procesos hay solicitudes de captura.

Observe todos los detalles en el video adjunto.