Última Hora

Contenido comercial

En los últimos dos años, Monge cumplió el sueño que tenían cinco madres emprendedoras. Ellas necesitaban apoyo para hacer que sus negocios crecieran y quisimos visitarlas, nuevamente, para conocer qué ha pasado desde entonces.

En Alajuelita conocimos la historia de doña Kathia, una madre muy esforzada, quien pintando uñas a domicilio ha sacado adelante a sus hijos.

Ella deseaba que su negocio creciera, pero no había logrado generar un excedente que le permitiera comprar lo que requería: Monge le dio una gran sorpresa en el Día de la Madre. 

En ese momento, recibió un mueble para guardar sus nuevas herramientas de trabajo, un celular y hasta una moto. 

Actualmente, continúa con su negocio y ha recibido capacitaciones en diversos campos para dar un servicio integral. Como para todo emprendedor, los tiempos de pandemia han sido complicados y, aún así, doña Kathia no ha perdido el impulso de continuar trabajando por su familia, convirtiéndose en un ejemplo de perseverancia. Ella es una mamá de fe.