Última Hora

Contenido comercial 

La conocimos en San Rafael de Alajuela: doña Irela es una maestra de corazón y eterna enamorada de la escritura.

Ella ganaba dinero haciendo diferentes trabajos, pero su gran sueño era tener las herramientas para hacer repostería y salir a venderla.

Monge conoció este caso en el 2019 y decidió darle una mano con su sueño.

La visitamos nuevamente para conocer qué pasó con su emprendimiento. Nos contó que todo marchaba bien hasta que llegó la pandemia. Sin embargo, está muy animada porque, poco a poco, está retomando su sueño.

Las capacitaciones que recibió con Monge fueron de gran ayuda, lo que la hace sentir un profundo agradecimiento con quienes creyeron en sus habilidades años atrás.