Última Hora

La industria agroalimentaria será la próxima economía emergente, según un estudio de Price Water Cooper denominado la cuarta revolución industrial.

Esto gracias a la incorporación de inteligencia artificial en los procesos agrícolas.

Es decir, que por medio de sensores y programas informáticos e incluso robots los productores tendrán oportunidad de tomar mejores decisiones.

Se espera que, en la industria de la agricultura, la inteligencia artificial aumente la eficiencia de los recursos, reduzca el uso de agua, fertilizantes y pesticidas.

Esto incidirá directamente en la reducción de la contaminación que está causando daños en ríos, océanos, ecosistemas con una agricultura de mayor precisión.

El estudio hace referencia a Costa Rica y un llamado a las autoridades en educar a los productores y sectores relacionados con la agricultura.