Este lunes inició la 10 ª convocatoria de proyectos del I Canje de Deuda por Naturaleza Estados Unidos–Costa Rica que desea mitigar los impactos del COVID-19 en la biodiversidad. Están disponibles $600.000 para financiar los proyectos de conservación.

“Del 20 de abril al 11 de mayo, organizaciones sin fines de lucro podrán presentar sus propuestas de proyecto para participar por montos máximos de 25 o 60 millones de colones, según el perfil de la entidad participante”, aseguró Lesbia Sevilla, presidenta del Comité de Supervisión del I Canje.

Se aplicará un proceso abreviado para seleccionar las propuestas con el fin de que los proyectos puedan iniciar en junio.

Organizaciones sin fines de lucro legalmente establecidas y con más de dos años de experiencia en proyectos de ambiente, bosques, conservación, pueblos indígenas y desarrollo sostenible pueden participar por los fondos, en calidad de donación, consultando los lineamientos y requisitos en esta página.

“Un requisito fundamental es que los proyectos deben desarrollarse en alguna de las seis áreas geográficas priorizadas por el I Canje: Rincón de la Vieja, Nicoya, Maquenque, Tortuguero, La Amistad y Osa. Además, las propuestas deben abordar algún lineamiento estratégico establecido para esta convocatoria”, comentó Sevilla.

Algunas de las líneas estratégicas en las que deben enmarcase las propuestas son: apoyar medios de vida de las poblaciones que viven dentro y cerca de zonas boscosas.

Además, incrementar la conectividad entre los bosques tropicales y promover su restauración. Fomentar encadenamientos de negocios verdes que apoyen la conservación de la biodiversidad.

Apoyar los esfuerzos de conservación de especies fuera de su hábitat, relacionados con la conservación de la biodiversidad y mejoramiento de medios de vida de las comunidades y finalmente investigar especies de flora y fauna silvestre amenazadas.