Última Hora

El caso de este jueves en Cartago donde la iglesia católica de los Capuchinos fue robada por un sujeto, alerta a las autoridades.

Aunque es el primer caso importante del año, esta no es la primera vez que una iglesia es víctima del hampa.

Lea también: Roban alcancías de la iglesia de los padres Capuchinos en Cartago

Incluso en el 2016 se dio una seguidilla de robos a templos católicos de todo el país.

Sólo el año pasado más de 72 iglesias fueron robadas, y es Alajuela la provincia que más casos reunió en el 2016 con 15, San José le sigue con 14 casos y Puntarenas con 12.

Lea también: Cada mes casi nueve iglesias son víctimas del hampa en Costa Rica

Según datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), aportados durante esta seguidilla de robos, las iglesias son blanco fácil por la falta de medidas de seguridad.

Por ejemplo carecen en muchos casos de alarmas, cámaras de vigilancia y vigilancia privada, lo que las hace más vulnerables.

Lea también: Falta de equipos de seguridad expone a iglesias ante el hampa

En la mayoría de los casos, son las alcancías con el diezmo el principal objetivo de los ladrones, como el caso ocurrido este jueves o el ocurrido el año pasado en Puriscal.

Lea también: Asaltan la iglesia de Santiago de Puriscal

En otros casos lo que tienta al hampa son los equipos de sonido y electrónicos que se utilizan en los templos.

Lea también: Asaltantes roban equipo valorado en ₡1,2 millones de iglesia cristiana en el cantón de Mora