Última Hora

El sector turismo ha sido de los más golpeados debido a la crisis por el COVID-19.

Un sondeo realizado por la Cámara de Hoteles a sus agremiados determinó que siete de cada 10 están cerrados.

Casi el 60% suspendió contratos temporalmente y la mitad redujo jornadas laborales.

Ante este panorama en el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) buscan soluciones.

Entre sus prioridades cuando se eliminen las restricciones están:

Atraer líneas aéreas, mercadear al país internacionalmente, capacitación y empleo.

Algunos hoteles continúan operando debido a que ya había turistas antes del cierre de fronteras. Además, se atienden tripulaciones de vuelos de rescate.