Última Hora

Para su salud física porque, según explican, el confinamiento podría aumentar sus ganas de tomar alcohol como un método de relajamiento, lo cual podría llevarlo a tomar pésimas decisiones cuando pasa de trago en trago, según alerta el Instituto Sobre Alcoholismo y Farmacodependencia, IAFA.

En su salud mental también hay implicaciones.

La normalización de las bebidas con alcohol en la cuarentena podría agravar los cuadros de ansiedad o depresión.

Si cree que está sufriendo por exceso de alcohol, llame a la línea gratuita del IAFA, 800-4232-800.