Última Hora

Autoridades policiales, así como de la Iglesia Católica, reiteraron a la población costarricense, este jueves en conferencia de prensa, no hacer la romería este 1° y 2 de agosto debido a la emergencia sanitaria que vive el país por la pandemia de COVID-19.

En la misma participó el director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, el director de la Policía de Tránsito, German Marín, el vocero de la Conferencia Episcopal, Mauricio Granados, y representantes de la Cruz Roja.

A partir de este viernes, en las principales vías de San José y varios puntos de Cartago, donde se acostumbraba el paso de romeros, habrá una fuerte presencia policial para sancionar a todos los desobedientes que omitan la orden de no caminar hacia la Basílica de los Ángeles.

“El control policial será permanente y tendremos oficiales en puntos específicos como en el sector de La Galera en Curridabat, en la subestación del ICE en Tres Ríos, frente a repuestos Miami sobre la Florencio del Castillo, también en la estación de peaje y otro más en la recta de Paraíso”, dijo Calderón.

Además, se realizará un perímetro policial con vallas en los alrededores de la Basílica de Los Ángeles.

“Aquellas personas que irrespeten la orden sanitaria se podrían llevar una multa, un acta de prevención o hasta un informe de tipo policial y ser sancionados”, agregó Calderón.

El tema de las multas fue aclarado por Jaime Sibaja, director de la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad.

"Si en los puestos policiales se comprueba que la persona va en romería con un grupo de personas se le realiza una notificación por incumplimiento a una orden sanitaria, y de acuerdo a la Ley General de Salud se le aplicaría una multa fija de un salario base (450.200 colones)".

"Seguridad Pública no pretende prohibir el derecho de circulación de los peatones y el realizar las notificaciones es lo último que se haría, pero lo que se quiere es evitar la aglomeración de personas en época de pandemia", añadió.  

El padre Mauricio Granados, vocero de la Conferencia Episcopal, afirmó que la Basílica permanecerá totalmente cerrada.

“El amor a La Negrita se debe de expresar de otras formas como por medio de la romería virtual. No se trata de reprimir el amor por la Virgen, sino más bien demostrarlo de otra manera”, indicó Granados.

Este año, también está suspendida la pasada de la Virgen de la Basílica a la Catedral de Cartago debido a las situaciones que se están viviendo por el nuevo coronavirus.

El director de la Policía de Tránsito, German Marín señala que el operativo, por parte de los oficiales, será más estricto y se multará a quienes incumplan la restricción vehicular.

“Queremos informales a los ciclistas que si ellos irrespetan las órdenes señaladas por las autoridades serán multados y se les quitará la bicicleta”, dijo Marín.

También ratificó que “la romería no está dentro de las excepciones de circulación, por lo que le pedimos a las personas no exponerse innecesariamente a una multa de 110 mil colones, a la pérdida de sus placas y seis puntos menos en su licencia”.

La Cruz Roja no tendrá dispositivos en carretera ni puestos de atención en los tramos donde otros años se ubicaban.

Las autoridades piden acatar las órdenes del Ministerio de Salud, llaman a quedarse en casa y seguir por medio de las plataformas digitales y medios de comunicación esta celebración de la Iglesia Católica.