Última Hora

El presidente de la República, Carlos Alvarado, advirtió este miércoles que impondrán nuevos cierres si no cambian las cifras de la pandemia por COVID-19.

"El país debe cambiar la tendencia actual de la pandemia. Si no lo hacemos, en unas semanas las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) estarán saturadas, y no podremos dar a basto con las personas enfermas de COVID-19 que así lo requieran. Costa Rica necesita trabajar para que no se profundice la crisis en los hogares que hoy la pasan muy mal. El Gobierno mantendrá las medidas anunciadas a partir de hoy, pero como lo dijimos, si no cambiamos la tendencia de la pandemia, nos veremos obligados a retomar cierres, los cuales afectan los empleos e ingresos de las personas", comentó Alvarado.

Actualmente, las personas desempleadas superan las 500.000; pero también hay 51.544 contagiados de COVID-19 y 543 muertes asociadas a la enfermedad. 

"Todos conocemos a alguien que ha perdido su empleo y muchos conocemos a personas que se han contagiado. De seguir así, cada vez más conoceremos historias de personas cercanas a las que no se les pudo salvar la vida. Por eso debemos de trabajar todos juntos. A través de la CCSS, hemos ampliado nuestra capacidad de camas y de UCI, pero esta capacidad no es ilimitada, y no lo es en ningún país del mundo ni en Costa Rica", indicó el mandatario.

Asimismo, Alvarado informó que todo el equipo está trabajando para conseguir las vacunas contra el COVID-19 cuando los fabricantes las tengan listas. Estiman que esto será para el primer semestre del 2021. Se vacunará primero a las personas más vulnerables y al personal de salud.

"Faltan meses difíciles, dificilísimos, probablemente los meses más duros que ha vivido Costa Rica en sus ya casi 200 años de historia. El principal motivo de esperanza está en nuestras manos, los expertos señalan que ya la guerra de COVID-19 no se gana solo en los hospitales, si no en los centros de trabajo, en las casas y sobre todo en la conciencia de cada persona", agregó Alvarado.

Finalmente, el Presidente recordó las medidas sanitarias para vencer al COVID-19 y le pidió a la población no hacer fiestas y reuniones innecesarias.