Última Hora

La Fiscalía de Turrialba solicitará tres meses de prisión preventiva contra una mujer acusada de asfixiar a su hijo recién nacido.

La mujer de apellidos Calvo Obando es la principal sospechosa de la muerte del menor ocurrida el 17 de junio del 2016.

Calvo Obando de 41 años de edad,  fue detenida la tarde de este lunes en su casa de habitación en el Barrio La Plaza en el centro de Turrialba. Fue en ese mismo lugar donde fue encontrado sin vida al recién nacido.

En junio del 2016 la mujer dio aviso a las autoridades de la aparición en la parte trasera de su casa, de una bolsa de basura con un feto. Los exámenes de laboratorio posteriores determinaron que era el propio hijo de la mujer.

“La escena siempre se manejó como un homicidio, se comenzó con las investigaciones y se ordenó el decomiso de toda la basura de esa casa y efectivamente se encontraron toallas ensangrentadas, las pesquisas apuntaban hacia ella”, afirmó el Fiscal de Turrialba, Adrián Coto.

Coto confirmó la coincidencia entre el ADN del bebé y sospechosa. Además las pruebas de luminol practicadas en la casa revelaron rastros de sangre en el cuarto de pilas y el resultado de la autopsia practicada al bebé dio como resultado muerte por asfixia.

La Fiscalía maneja como posible móvil de los hechos que la sospechosa aparentemente intentó ocultar a su esposo la existencia del bebé, por ser hijo de otro hombre.

La mujer se expone a una pena de entre 20 y 35 años de prisión de ser encontrada culpable.