Última Hora

Expertos piden reactivar los estudios clínicos para dar con medicamentos en los hospitales públicos del país.

Un estudio clínico es la implementación, meticulosamente controlada, de un tratamiento a una persona cuya prueba busca conclusiones positivas para atacar diferentes padecimientos.

En 2010, la Sala Constitucional acogió un recurso de amparo de José Miguel Corrales, quien frenó las investigaciones argumentando que estos ensayos debían ser regulados por ley y no por decreto, como regía en ese momento.

En 2014 se reactivaron los estudios, pero solo en la medicina privada, a falta de un reglamento para que la medida también sea acogida en los hospitales de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

En aquel momento, los opositores señalaron que la norma estaba a medida para beneficiar a las empresas farmacéuticas.

Antes de suspender las investigaciones, los conocimientos médicos que se generaban en Costa Rica estaban a la altura de ensayos en países como Estados Unidos, Canadá o Francia.

En la actualidad, una comisión en la CCSS busca finalizar el reglamento para que las pruebas clínicas lleguen a más pacientes en los centros médicos públicos.