Última Hora

Hasta 200.000 litros de combustible dejaron de vender las estaciones de servicio durante el último mes.

Las medidas ordenadas por el Ministerio de Salud por la pandemia generan que algunas calles se vean vacías.

Andan menos carros en la calle y no hay tanta presa. Por estas razones las ventas en estos lugares cayeron. Una estación de servicio en el área metropolitana vende en promedio 500.000 litros de combustible al mes. Durante los últimos 30 días se vendieron solo 300.000.

Cantidad con la que se le podría llenar el tanque a 8.000 vehículos.

Durante la Semana Santa la cantidad fue todavía mayor. El consumo bajó en un 70 %.

A pesar de esta situación en la Cámara de Combustible no reportan despidos debido a esto.

Algunas gasolineras continúan operando las 24 horas, pero con menos personal.

Otras cierran desde las 7 p. m. y hasta las 5 a. m.