Última Hora

La variante india del SARS - CoV2, que ha sido noticia en los últimos días por su aparente alta contagiosidad, podría llegar a Costa Rica en cualquier momento y, por eso, los expertos se mantienen atentos.

El doctor Cristian Pérez, jefe del Laboratorio de Microbiología del Hospital Nacional de Niños, explicó que hasta ahora ese linaje no ha sido detectado en los genomas secuenciados, pero sería cuestión de tiempo para que se confirme su presencia.

"Es muy posible, los sistemas de vigilancia genómica de todos los países de la región tenemos la ardua tarea de buscar este tipo de variantes, pero sí es muy posible que llegue pronto al país", aseguró. 

La posibilidad aumenta si se toma en cuenta que ya se ha detectado en muchos países europeos y americanos, incluyendo el vecino Panamá. 

Esta variante llegaría a sumarse a las que ya se ha confirmado que circulan en el país, como la británica, brasileña, californiana y sudafricana. 

Según Pérez, se ha identificado que la variante india tiene mutaciones compartidas con las demás ya detectadas. Esto podría aumentar su contagiosidad en las personas.

"En este momento, lo más preocupante es que se ha visto una rápida dispersión de esa variante en la población, lo cual evidencia su alto potencial de diseminación, de igual forma que ha ocurrido por ejemplo con la variante de Reino Unido (B.1.1.7) donde se ve un incremento exponencial en la población en muy corto periodo de tiempo", confirmó el experto. 

Consecuencias

Hasta el momento, las consecuencias de esta mutación no están del todo claras. A pesar de esto, ya hay pequeñas pistas de que podría, incluso, aumentar el daño en los pulmones, basado en estudios hechos en animales.

"Algunos estudios están mostrando una capacidad incrementada de daño pulmonar en estudios de laboratorio, pero hace falta extender estos estudios a humanos para ver si en efecto esta variante causa más daño pulmonar", añadió el doctor Pérez. 

Uno de los datos más preocupantes es que se ha visto, en pequeñas investigaciones, que cuando la variante ataca a personas que ya han sufrido COVID, estas tienen una mejor capacidad para defenderse. 

Pero este y otros elementos se mantienen en investigación.