Última Hora

El país mantiene ociosos $2.425 millones provenientes de créditos externos para la construcción de obras.

Esto incluye carreteras, escuelas, mejoras en hospitales, proyectos eléctricos y tratamiento de aguas residuales, entre otros.

Lo mismo ocurre con los recursos en manos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

Esas instituciones tienen en sus arcas $1.590 millones, gestionados entre 2009 y 2014, pero solo han utilizado $648 millones (40%).

¿Por qué ocurre esto? ¿Ineptitud, apatía, intereses creados, falta de planificación?

La defensora de los habitantes Monserrat Solano Carboni conversa sobre este tema en Telenoticias.