Última Hora

El Hospital San Juan de Dios detectó, la tarde de este jueves, un brote de COVID-19 en funcionarios de su Unidad de Cuidados Intensivos Críticos.

De momento hay confirmados seis funcionarios con el virus: cuatro enfermeros, un asistente de pacientes y una secretaria.

La información la confirmó la directora del hospital, Ileana Balmaceda, quien añadió que de inmediato se activaron todos los protocolos, entre ellos un tamizaje del personal.

Hasta las 5 p. m. de esta tarde se habían realizado 49 pruebas, de las cuales aún se espera el resultado.

“En este momento estamos tamizando a todo el personal de la unidad COVID de cuidados intensivos para determinar los casos positivos y proceder con lo que corresponda. Los pacientes internados siguen con la atención y mediante jornadas extraordinarias estamos cubriendo la atención”, detalló Balmaceda.

Hasta este momento, solo a un funcionario le fue indicado aislamiento preventivo por ser de alto riesgo.

El San Juan de Dios cuenta con 34 camas de cuidados intensivos: 16 de camas críticos y 18 de severos. Hasta este jueves había 10 camas de críticos ocupadas y nueve de severos. 

La amenaza para el centro médico es la escasez de médicos intensivistas, pues tres están a cargo de los 10 pacientes críticos (COVID-19) mientras que los otros nueve pacientes no críticos son atendidos con personal especializado de medicina interna con apoyo de los intensivistas.

En cuanto al personal de Enfermería, por ser muy especializado, se está cubriendo con tiempo extraordinario, indicó la directora general.

De acuerdo con Balmaceda, ya se coordinó con la red hospitalaria de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para que esta pueda asumir nuevos pacientes que deban ser internados en UCI.

“De inmediato informamos a la Gerencia Médica y activamos los procesos correspondientes para garantizar la atención de los pacientes internados y definir el proceso para nuevos internamientos”, añadió la directora, quien reconoció que ahora mismo no tienen el personal para recibir nuevos pacientes en las UCI.