Última Hora

El Hospital San Juan de Dios anunció, este viernes, un brote del nuevo coronavirus entre pacientes de cirugía en áreas no COVID-19.

El hallazgo de 15 pacientes positivos obligó a la activación de protocolos especiales y a someter a pruebas a 96 funcionarios de ese hospital, quienes habrían tenido contacto con estas áreas.

De estos últimos, dos han resultado positivos asintomáticos y faltan 21 pruebas por realizar.

La doctora Guiselle Amador, coordinadora de la Unidad de Epidemiología del centro médico, explicó que se detectó un caso positivo de una usuaria internada que obligó a practicarle pruebas a otros pacientes del mismo salón, resultando en dos positivos más.

Por esa razón, se amplió el hisopado a 46 pacientes en total, lo que elevó la cifra de contagios hasta 15.

“Al realizar las pruebas encontramos siete hombres y ocho mujeres positivas con el coronavirus SARS-CoV-2, que fueron trasladados a los salones COVID-19. Además, en cuatro cubículos de aislamiento, dos de hombres y dos de mujeres, permanecen pacientes que resultaron negativos, a los cuales se les está dando seguimiento”, indicó Amador.

Como medida preventiva se impidió el ingreso de nuevos pacientes a estos salones durante 14 días o bien hasta que el último paciente egrese.

De igual manera, el hospital procedió con la limpieza y desinfección de los salones, reforzó todas las medidas de prevención, entre ellas que los pacientes no pueden salir del salón y la prohibición de ingreso de familiares que tenían un permiso especial.

Desde el mes de abril, el San Juan de Dios tiene prohibida la visita a pacientes hospitalizados en todo el centro médico, sin embargo, se estaban otorgando algunos permisos especiales, los cuales se suspendieron.