Última Hora

Los casos y hospitalizaciones por COVID-19 cayeron de manera abrupta en las últimas semanas. 

Según datos del Ministerio de Salud de Costa Rica, en exactamente dos meses —del 10 de setiembre al 10 de noviembre—los casos bajaron un 89% y los internamientos un 65%.

¿Cómo se explica esto? Según comentó a Teletica.com el gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Mario Ruiz, se debe a varios factores, el más importante de ellos: la vacunación.

“Es el efecto de dos cosas: primero el proceso de vacunación. Este ha sido el más complejo en la historia de la institución porque ha significado cambios en estrategia casi que semanalmente", dijo. 

Hasta el momento se contabiliza un 88.7% de la población meta con al menos una dosis. Esta cifra es de las más destacadas en Latinoamérica y el mundo.

Para Ruiz, "eso genera que haya mucha gente protegida y que eso disminuya la cantidad de personas que se complican con COVID-19 y que terminan hospitalizadas".

Datos demuestran que las personas con COVID-19 que llegan a una Unidad de Cuidados Intensivos son, en su mayoría, no vacunados o que cuentan con solamente con la primer dosis.

Además, van en un rango de edad de 40 a 60 años aproximadamente. El doctor aseguró que de 10 personas en UCI, unas 8 no están vacunadas.

Por otro lado, está la utilización de la mascarilla por parte de la población, las medidas de protección e higiene y las restricciones vehiculares.

"Es una mezcla de todo esto que nos ha permitido llegar como país a esto”, añadió Ruiz.

La opinión de otros expertos

Este medio también consultó al epidemiólogo de la Universidad Nacional (UNA), Juan José Romero, quien está de acuerdo solo con la mitad de las declaraciones que ha hecho Mario Ruiz.

Sí comparte un punto, sin embargo, y es que esta disminución en las hospitalizaciones es atribuible, en parte, al aumento en la tasa de la vacunación.

"Creo que esta reducción dramática se lo podríamos achacar principalmente a la tasa de vacunación que hace que haya una reducción en la cantidad de virus circulante y también de que las personas que se podrían estar infectando con COVID-19 lo que tengan sea desde una infección asintomática a una infección leve que no los lleve al hospital", explicó Romero.

También, aseguró que la implementación de la obligatoriedad del código QR durante los próximos meses para entrar a comercios ha hecho que más personas se vacunen.

Sin embargo, el experto no coincide en que las mascarillas incidiera en una baja tan intensa, tampoco las restricciones sanitarias.

"Yo creo que la gente sigue usando la mascarilla igual de bien o igual de mal que antes. Creo que las restricciones no tiene mayor peso porque en realidad hemos sido más laxos con las restricciones, pasamos de las 9 a las 10 y de las 10 a las 11", añadió.

Este martes el Ministerio de Salud contabilizó 324 casos nuevos de COVID-19.

Youtube Teletica