Última Hora

Con aplausos, sirenas y globos blancos, decenas de funcionarios del Hospital San Vicente de Paúl despidieron a su compañero y amigo, el doctor Julio Necuze. El profesional falleció ayer 11 de octubre, justamente en el Día del Médico, tras casi un mes de luchar contra el COVID-19. 

El doctor se encontraba internado en la Unidad de Cuidados Intensivos desde el pasado 15 de setiembre. Necuze ya era negativo por el virus, sin embargo, sus complicaciones lo llevaron a perder la dura batalla.

Priscilla Balmaceda, directora del Hospital de Heredia, asegura que sus compañeros y pacientes lo recuerdan con mucho cariño, ya que “siempre daba lo mejor”.

“Los compañeros lo recuerdan con muchísimo cariño, principalmente porque era una persona muy colaboradora, nunca decía que no a un compañero cuando necesitaba cualquier cosa, siempre escuchaba a los pacientes. Posiblemente esa preocupación y ese don de persona, de escuchar, era lo que lo caracterizaba a él y eso hizo que la gente lo apreciara”, aseguró la doctora.

El doctor Necuze tenía 50 años, 24 de trabajar para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y 11 de trabajar en el Servicio de Emergencias del Hospital herediano. 

Desde hace algunos meses, el médico tenía un horario diferenciado: fue ubicado en la Unidad de Cirugía, debido a sus factores de riesgo y para minimizar la posibilidad de contagio.

A pesar de las medidas preventivas, el médico enfermó y su salud se complicó.

“Una persona muy colaboradora, siempre, con los compañeros también. Se volvió una persona querida por muchos y por haber tenido tanto tiempo de trabajar en el hospital pudo conocer a muchísimos funcionarios”, añadió la directora.

“Se hizo todo lo posible, de verdad que los mismos compañeros entregados en hacer la diferencia con este virus, pero definitivamente no perdona”.

Don Julio es el funcionario #11 de la Caja Costarricense de Seguro Social que fallece producto del COVID-19.