Última Hora

El desempleo en el país se encuentra en un 12.4%, según la última Encuesta Continua de Empleo publicada el pasado 6 de febrero por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC); pero, ante la situación que vive el país por la pandemia COVID-19, ¿se podría duplicar?

Ese es uno de los temores de Juan Luis Bermúdez, presidente del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). En el programa 7 Días Radio aseguró, días atrás, que no hay datos certeros; pero que "nosotros hemos estado analizando proyecciones que nos podrían llevar a un 25%".

Para los economistas Alberto Franco, Eliécer Feinzaig y Daniel Suchar, durante este 2020 tendremos varios impactos, tanto en el desempleo como en el panorama económico general; sin embargo, esperan que para fin de año haya iniciado una recuperación o, por lo menos, que la economía esté repuntando.

"No hay duda de que este año será uno difícil para la economía en general y para el mercado de trabajo en particular. Muchos empleos se perderán debido a la pandemia y sus efectos sobre la economía. En muchos otros casos, habrá perdida de horas laboradas y pagadas. Las tasas de desempleo y subempleo indiscutiblemente aumentarán durante el 2020”, señala Alberto Franco.

Para Franco, habrá sectores productivos donde el golpe al empleo será mayor que otros. El turismo, entretenimiento, así como el comercio de productos duraderos de alto valor como vehículos, son algunos de los que tendrán un mayor impacto tanto económico como laboral.

“En el corto plazo, la tasa de desempleo podría alcanzar niveles muy superiores a los observados antes del COVID-19, quizás en un rango de entre 15% y 20%”, agrega.

Eliécer Feinzaig cree que sí se alcanzará un 25% y hasta más porque si a la cantidad de personas que ya estaban desempleadas (más de 300.000) se le suma las que reciben o recibirán el Bono Proteger (alrededor de 360.000 personas) el desempleo llegaría muy fácilmente al 30%.

“El desempleo hace que tengamos mayor pobreza porque automáticamente se pierde la fuente de ingreso, si no hay dinero muchos van a sacar a hijos de las escuelas y, además, habrá mayor inseguridad ciudadana ya que la gente al estar desesperada por no tener qué comer se ve inclinada a delinquir, lo que provocaría una inestabilidad social importante”, afirma Feinzaig.

Según menciona el experto, las arcas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se verán afectadas porque, si las personas no cotizan, su recaudación monetaria será muy baja e igual situación se presentará en Hacienda con el cobro de impuestos.

Otro de los entrevistados por Teletica.com fue Daniel Suchar, quien afirma que durante los próximos meses el indicador de desempleo va a tener un aumento considerable, lo cual es inevitable.

“Todas estas suspensiones laborales y despidos sí van a impactar al indicador de desempleo, incluso, hasta llegar a un 20% entre el segundo y tercer trimestre del año porque abril, mayo y junio van a ser los meses donde habrá menos actividad económica, lo que lamentablemente conlleva a una caída en el poder adquisitivo”, dice Suchar.

El próximo 7 de mayo, el INEC revelará los resultados de la Encuesta Continua de Empleo del primer trimestre de 2020; sin embargo, no demostrará la realidad que hoy día vive el país, debido a que los datos fueron captados en una época cuando el coronavirus no había impactado considerablemente.

En la oficina de prensa del INEC indicaron que semanas después de publicado el informe, se podría flexibilizar la información para tener un dato más preciso de la situación nacional por desempleo.

La tasa de desempleo del último trimestre de 2019 se mantuvo sin variación estadística con respecto al último trimestre 2018 y fue de 12.4 %. Esto representó 309.000 personas desempleadas en el país, según datos del INEC.

Por sexo, los hombres mostraron una tasa de 9.6 % y las mujeres de 16.7 %, ambas tasas sin cambio interanual significativo.