Última Hora

Su nombre es Alicia Chong, ella es una ingeniera electrónica que decidió llevar la ropa femenina más allá para velar por la salud de las mujeres.

Bajo el nombre del Bloomer Healthtech, esta costarricense creó un brassier con sensores que permite obtener información precisa de las pacientes con algún riesgo de enfermedad cardíaca.

Chong logró convertir el sostén en un discreto equipo médico.

Los datos que logra captar este sostén permiten mejorar el diagnóstico y tratamiento que requiere cada paciente según sus necesidades.

Los primeros pilotos de este brassier se están utilizando en importantes hospitales de Estados Unidos, donde radica actualmente la nacional.

Esta idea surgió luego de que Alicia Chong fuera parte del Singularity University en el 2015.

Este año Costa Rica será sede del Singulariry University Summit, una oportunidad para que el país aprenda sobre las tecnologías exponenciales.

El evento será el 18,19 y 20 de febrero en el centro nacional de convenciones.