Última Hora

La ministra de Comercio Exterior Dyalá Jiménez, espera resolver pronto la situación que se vive en las fronteras norte y sur ante el bloqueo por parte de transportistas centroamericanos tras las medidas tomadas por Costa Rica.

“Para nosotros es muy importante el flujo de Centroamérica y esperamos resolverlo pronto de manera bilateral con Panamá y Nicaragua. Nos conviene a todos que se desaten estos nudos para la reactivación económica”, señaló Jiménez.

Por orden sanitaria los transportistas para poder ingresar deben de realizarse la prueba de COVID-19 y si este da negativo el paso se le aprueba de inmediato.

Además, otras de las medidas adoptadas por las autoridades fue que desde el pasado viernes 15 de mayo los transportistas crucen el país en caravana y custodiados por Fuerza Pública para garantizar que recorran el territorio sin detenerse y así evitar contagios.

“Hemos preparado un trabajo extenso con el sector gubernamental e interinstitucional para que el comercio no se detenga. Nuestras medidas son extraordinarias porque estamos viviendo algo nunca visto en la parte aduanera”, dijo la ministra de Comercio Exterior.

El ministro de Seguridad Michael Soto afirmó este martes, en conferencia de prensa, que las fronteras no están cerradas.

“Las fronteras están abiertas de parte del gobierno costarricense, pero circunstancias de los países vecinos hacen que estén cerrados”, agregó Soto.

Para la ministra de Comex todavía es muy prematuro conocer las pérdidas económicas que deja la pandemia en el sector, pero el dato podría darse en las próximas semanas si esto no se prolonga.