Última Hora

Tal y como ocurrió con las mascarillas y batas, ahora nuestro país debe enfrentar la escasez de guantes quirúrgicos.

Los países del mundo luchan por guantes mientras las fábricas están al máximo de su capacidad.

Las alertas pasaron de amarillo a rojo en noviembre del año pasado, cuando un fabricante de Malasia que elabora el 60% de la producción mundial, cerró 28 fábricas de producción luego de que el COVID-19 afectara a más de dos mil empleados. 

Este año la empresa afirmó que tenía pedidos de 12 mil millones de guantes por mes en comparación con los 4.5 mil millones registrados antes de la pandemia. 

Todo parece indicar que esta capacidad de reacción de la Caja del Seguro será puesta a prueba una vez más por la pandemia en los próximos meses.

La Caja emitió la autorización para ejecutar compras locales: 18 hospitales cuentan con concursos en trámite.

Además, continúa la revisión de los inventarios locales y redistribución en la red.

Las autoridades de la Caja esperan que las acciones permitan el manejo del mínimo posible para dar continuidad a la gestión ante el inminente desabasto mundial.