Última Hora

Varias  personas se molestaron  al llegar al Cementerio Obrero con rosas con la intención de visitar sus madres y encontrárselo cerrado.

En esta fecha especial fueron muchas las familias que llegaron muy temprano a este lugar, algunas con rosas y otros con detalles diferentes.

Incluso hubo quienes traían equipo agrícola pequeño para limpiar la bóveda de sus madres.

La sorpresa fue que el cementerio obrero permaneció cerrado.

Cerca de ese punto, se ubica el Cementerio Central o General y ahí si estaban abiertas las puertas y se debía cumplir un protocolo estricto para poder ingresar.

En el centro de la capital se apreció a gran cantidad de personas comprando detalles para ese ser tan especial.

Algunos prefirieron globos, otros buscaban ropa o zapatos y una gran mayoría se inclinó por flores.

Un día de la madre lleno de emotividad.