Última Hora

La Caja del Seguro Social ve con preocupación un proyecto que le quitaría un cinco por ciento de los ingresos recaudados con el impuesto al tabaco.

Su jerarca asegura que esos recursos se destinan a la atención de cáncer y otras enfermedades.

Actualmente, la institución recibe 16 mil millones de colones al año.

De aprobarse el recorte, 800 millones quedarían fuera de sus arcas anualmente.

El diputado liberacionista, Luis Antonio Aiza, propone trasladar esos fondos al Icoder.

La modificación a la ley antitabaco está lista para su votación en primer debate.