Última Hora

El dueño de la empresa MECO, Carlos Cerdas, habría autorizado un soborno de ₡6.5 millones para un ingeniero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) con el fin de que este gestionara pagos de al menos ₡30 millones en favor de la constructora.

Así se desprende de las intervenciones telefónicas incluidas en el expediente del llamado caso “Cochinilla”.

Vea el reportaje completo en el video adjunto.