Última Hora

Por primera vez luego de 80 días, las autoridades reportaron que las camas UCI para pacientes COVID-19 no están saturadas.

La capacidad máxima de camas en Unidades de Cuidados Intensivos que tiene la Caja Costarricense de Seguro Social es de 359. Desde el 29 de abril, la cantidad de personas en UCI era mayor a ese número.

Las cifras se empezaron a elevar hasta llegar a 546 pacientes en esa área, el lunes 24 de mayo. Es decir, ese día había 187 personas más de lo que en realidad la CCSS podía mantener en UCI.

Este domingo, finalmente, el Ministerio de Salud reportó 355 pacientes internados en condición grave.

Según los expertos, esto es un reflejo del avance de la vacunación en el país.

Ronald Evans, epidemiólogo de la Universidad Hispanoamericana, indicó que sin la vacunación, los casos y la cantidad de personas hospitalizadas estaría disparada.

"Ese porcentaje que tenemos de inmunizados con primera dosis y dos dosis ha impedido un avance de la pandemia. De lo contrario, ya estaríamos hablando de tasas de contagio por encima de 1.15, lo que generaría gran cantidad de enfermos", manifestó.

Es importante aclarar que la cantidad de contagios todavía es alta, pero las hospitalizaciones y decesos han disminuido de forma leve.

Según Evans, que la vacunación sea más ágil e intensa también ayudará a que la variante delta no "haga estragos".

El último reporte de la CCSS asegura que ya se han colocado 2.812.795 vacunas anticovid, de esas 1.982.452 corresponden a primeras dosis y 830.343 a esquemas completos.