Última Hora

Miles de personas se quedaron sin trabajo tras la orden de cierre de estos lugares y las pérdidas para los empresarios son millonarias.

Por eso los representantes de hoteleros piden con urgencia a las autoridades las pautas que permitan la pronta reapertura.

Esperan con esto que la actividad se reactive y se vaya recuperando poco a poco.

De esta manera podrían darles empleo a miles de personas directa e indirectamente.

En el Instituto Costarricense de Turismo trabajan muy de cerca con ellos en busca de soluciones, pero siempre respetando las medidas interpuestas por las autoridades sanitarias.

La situación es crítica en este sector.

Por eso además piden apoyar el proyecto de ley que pretende ampliar por un año la exoneración del impuesto de venta en los servicios turísticos.

Los cuales comenzarían a gravarse a partir del primero de julio con una tarifa reducida del cuatro por ciento.