Última Hora

Este jueves el Gobierno mantuvo una reunión con los diferentes sectores comerciales, así como con las municipalidades y les anunció que la próxima semana (del 3 al 9 de mayo), los restaurantes y bares estarán cerrados al público y solo podrán trabajar el servicio a domicilio.

Así se lo confirmó a Teletica.com la Cámara Costarricense de Restaurantes y la Asociación de Bares.

En la reunión donde participaron miembros del Ministerio de Salud, Comisión Nacional de Emergencias, Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) y del Ejecutivo señalaron que esta es una medida para mitigar la ola creciente de casos por COVID-19 que vive el país.

“Estarán cerradas todos los negocios que vendan comida como restaurantes, sodas y también los bares, solo tendremos entrega a domicilio y dentro del vehículo. Nosotros siempre nos oponemos a los cierres y más aún en momentos como estos que afectan la economía”, dijo Jorge Figueroa, presidente de Cacore.  

Figueroa indica que entiende la preocupación por la salud y vida de los costarricenses, pero tendrán que acatar las nuevas medidas.

“Nos va a tocar a nosotros, al sector formal, pagar por los pecadores que son informales e ilegales y que no cumplen con las normativas sanitarias del Ministerio de Salud”, agregó Figueroa.

Por su parte, Asobares considera que con esta medida el comercio quebrará, el desempleo aumentará, la clandestinidad aumentará al no tener lugares donde consumir y por ende la ingesta de bebidas alcohólicas se trasladará a lugares clandestinos.

“Somos testigos de la mala gestión fiscalizadora que han realizado las autoridades al no ejecutar cierres de cadenas grandes de supermercados, centros comerciales y otros comercios donde los aforos y las medidas protocolarias son solo una botella con alcohol en gel”, señaló José Francisco Quesada de Asobares.

App Teletica

Noticia en desarrollo.