Última Hora

Victoria Hernández, ministra de Economía, Industria y Comercio, anunció este lunes, en conferencia de prensa, que esta semana podrán abrir los bares bajo estrictos protocolos sanitarios.

En Costa Rica hay alrededor de 4.500 comercios de este tipo, que en promedio generan entre cinco a 10 empleos cada uno. 

Entre las medidas para autorizar su apertura, a partir del viernes 9 de octubre, están 50% de aforo, solo se permitirá música instrumental o la presencia de un DJ, no se permitirá bailar, habrá separación de 1.80 metros en la barra, no se permitirán mesas de más de cuatro personas, habrá divisiones estructurales de acrílicos, entre otras.

La capacitación de los protocolos es obligatoria y debe presentarse evidencia del entrenamiento.

“Hemos puesto criterios que son más restrictivos que los restaurantes, por ejemplo, los bares tienen que tomar en consideración los decibeles de la música”, comentó la jerarca.

Siempre deberá permanecer el distanciamiento, el uso de mascarilla y el lavado de manos.

Casinos

Gustavo Segura, ministro de Turismo, informó que a partir del viernes 9 de octubre también se permitirá la apertura de casinos en centros de hospedaje. Eso sí, en estos centros de entretenimiento no se podrá suministrar licor.

"Es una apertura, que es posible gracias al diálogo que ha habido con los propietarios y los administradores de estos casinos, nos lleva a la disposición de cumplir con estrictos protocolos de prevención", indicó Segura.

La apertura de estos lugares será posible en cantones con alerta naranja y amarilla.

"Se deberá tomar la temperatura a la clientela a la hora de entrar, aforo máximo establecido de un 50%, los administradores de casinos por ahora no podrán activar promociones, torneos ni espectáculos públicos. 

"Se va autorizar el uso de platos, vasos y cubiertos desechables; mientras esté vigente el aforo del 50%, los casinos no van a extender bebidas alcohólicas, las sillas y máquinas de juego se someterán a limpieza antes, durante y después de usarlas, las fichas serán desinfectadas al abrir y cerrar las mesas (solo tres personas por mesa), las máquinas serán distanciadas a 1.80 metros y reforzadas con acrílicos", aseguró el jerarca de Turismo.