Última Hora

Las autoridades están preocupadas por el aumento de casos de COVID-19 en Costa Rica y su severidad: este lunes informaron que solo quedan 29 camas UCI para estos pacientes.

Según el último reporte de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), a hoy se contabiliza un total de 365 camas ocupadas para COVID y 117 libres.

Actualmente en salones ya hay 182 en uso y 142 disponibles. Mientras que en UCI se reportan 183 ocupadas y únicamente 29 libres. De estas últimas, 20 corresponden a camas UCI críticas y solo quedan nueve para pacientes severos.

“Como puede verse en los datos de hospitalización se registra un aumento de la demanda de servicios en casos complicados de la enfermedad. De hecho, por primera vez en los últimos tres meses, la ocupación de camas de unidad de cuidados intensivos (183) es mayor a las camas en salones (182)”, informó la institución.

El repunte, según explicó el doctor Roy Wong, de vigilancia epidemiológica de la Caja, puede deberse, entre otras cosas, al no apego estricto de las medidas de prevención, debido “a la falsa sensación de seguridad al saber que había ocurrido una disminución de los casos”.

Además, consideran que las personas olvidaron que todavía existe la pandemia.

"COVID nos ha enseñado que el cuidado individual es el elemento fundamental para la protección comunitaria donde se incluyen nuestros familiares y amigos" añadió Wong.

Las autoridades recuerdan que a pesar de que la vacuna es una herramienta de control y prevención, es insuficiente por si sola, ya que se debe complementar con las medidas de higiene, distanciamiento social y uso de mascarilla.

Los traslados hospitalarios también han aumentado, lo que refleja el aumento de casos.