Última Hora

Desde hace cientos de años, a nivel mundial se celebra el día de Judas y a pesar que esta celebración no tiene origen en los evangelios -ya que Judas se suicidó ahorcándose-, es un reflejo del repudio que sienten los creyentes por su traición al entregar a Jesucristo a los romanos.

Esta tradición también llegó a nuestro país hace ya varios años y se realiza durante la Semana Santa.

Sin embargo, en los últimos años esta actividad ha generado decenas de detenciones, debido a que muchas personas realizan acciones ilegales y delictivas tras participar en estos actos.

Los conocedores de la tradición aseguran que es importante dar a conocer que la actividad debe ser ilustrativa, recreativa y verse como un acto cultural y no como un acto irrespetuoso, como lo han querido mostrar ciertos grupos en los últimos años.

Según afirman, la idea es que las comunidades sigan realizando esta actividad de una forma cultural y así seguir desarrollando esas creencias que nos distinguen y nos representan.