Última Hora

La Policía de Fronteras y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) han incautado en lo que va del año, más de 28 mil pulgadas de madera talada de forma ilegal en Talamanca.

Se trata de madera perteneciente a las especies como surá, pilón, laurel y fruta dorada.

De acuerdo con las autoridades, aparte del costo monetario, el impacto ambiental en la zona es el más significativo, ya que muchos de estos árboles son el hogar de animales como la lapa verde.

Entre los decomisos realizados está el de la semana anterior: 24 millones en madera de almendro que estaban extrayendo dos sujetos en un área protegida de San Miguel Arriba de Sixaola.  Los sospechosos fueron denunciados ante la Fiscalía de Bribrí en Talamanca.

También, la semana pasada, la policía ubicó 54 piezas de madera, dentro de las instalaciones de un hotel de la zona de Cocles. Los dueños del hotel no contaban con documentos que probaran que la madera se había extraído de manera legal.

Las autoridades aseguran que muchos de estos operativos son posibles, debido a la colaboración de la ciudadanía que denuncia esta clase de delitos ambientales.

Adjuntas las imágenes de varias de estos decomisos ocurridos durante este 2021.