Última Hora

Las autoridades decomisaron poco más de 855 kilos de aparente cocaína en una embarcación costarricense de pesca deportiva.

La ubicación de la droga se logró tras una persecución en altamar por el sector de Tambor, en Cóbano de Puntarenas.

Ahí la embarcación encalló tras percatarse que los policías los perseguían.

Los tres tripulantes se dieron a la fuga, pero dos de ellos fueron ubicados en las cercanías de Tambor.

La embarcación fue trasladada a la estación del Servicio Nacional de Guardacostas en Caldera para que los agentes de la PCD efectuaran la inspección respectiva.

Los detenidos fueron identificados como de apellidos Medina Bruno, costarricense de 27 años y con antecedentes en tres ocasiones por robo agravado y robo simple, además por tenencia y consumo de droga tres veces; así como Reyes Obando, costarricense de 39 años con antecedentes en dos ocasiones por incumplimiento de una medida de protección y tres veces más por infracción a la Ley de Violencia Contra la Mujer.

En lo que va de este 2020 las autoridades policiales contabilizan el decomiso de 51 toneladas de droga entre aparente cocaína y marihuana.